domingo, 11 de agosto de 2013

Turismo con la casa a cuestas


Autora de la entrada: Martina Vicente (La ALACENA Roja) Fotos: La ALACENA Roja.

Carmen y Juanma de Valencia
Buscar medio de transporte, un hotel bien situado, hacer la maleta y que quepa todo… Todos esos “inconvenientes” de la planificación de un viaje que a muchos nos resultan tediosos son prácticas que ya no realizan –y de ello presumen- aquellos que han descubierto el mundo de las autocaravanas. A cambio, “la libertad de movernos por donde queramos y cuando queramos, sin programar nada, sin depender de nadie…”, confiesan Carmen y Juanma, dos de los participantes en la Ruta Camino de Santiago organizada por Yakart, en la que 50 autocaravanas procedentes de toda España y Portugal recorrieron Galicia descubriendo, o redescubriendo, paisajes y gastronomía.

Autocaravana de Yakart en Bodegas Martín Codax
Nos subimos en una autocaravana y les acompañamos en la visita que realizaron a las bodegas Martín Códax, donde pudimos comprobar que este tipo de turismo es para auténticos entusiastas. “Queremos desterrar la concepción que muchos tienen de que el turismo con autocaravana es de segunda. Esta vida no es nada barata pero yo, particularmente, no miro lo que gasto porque si no, no compensa. Como se suele decir: Palos a gusto, no duelen”, reconoce Carmen, llegada con su marido desde Valencia.


Pero éste no es un turismo para gente con prisa. Lo mejor es moverse sin horarios y con una buena guía en la mano, que te permita improvisar y decidir sobre la marcha. Carmen “envidia” a la mayoría de los participantes en la ruta, jubilados que tienen todo el tiempo del mundo para disfrutar de cada estancia. “Nosotros nos tenemos que marchar corriendo para Valencia porque el lunes volvemos al trabajo… Esperando a la próxima quedada”, confiesa.

Barrica de Martín Codax
Pero no se van con las manos vacías. De Martín Códax se llevan una caja de Burgáns, por ejemplo. Porque de todos los lugares por los que pasan se llevan recuerdos, físicos o emocionales. “Nos gusta mucho esta vida. Hemos viajado por medio mundo y la libertad que nos da la autocaravana no la cambiamos por el mejor hotel de lujo”, reconoce Carmen.

Y si, como en este caso, combinan su habitual modo de hacer turismo con actividades organizadas expresamente para ellos, “pues mucho mejor”. En Martín Códax pudieron conocer cómo se elaboran los vinos de Rías Baixas, con una amena visita guiada por Conchi Rodríguez, quien les invitó a regresar en septiembre para “colaborar con nosotros en la vendimia”. Conchi les explicó los orígenes de la cooperativa y la vinculación que siempre ha tenido con la cultura y el arte. El grupo se interesó por el empleo de las barricas y por el sistema de emparrado típico gallego que pudieron ver desde la magnífica terraza con que cuenta la bodega y donde participaron en una cata. El punto final lo puso un brindis al grito de “al-ba-ri-ño” y una foto de familia con el valle de O Salnés de fondo, al que prometieron regresar… eso sí, ¡en autocaravana!.

“Al-ba-ri-ño” en la foto del grupo de Yakart Autocaravanas en las Bodegas Martín Codax.

No hay comentarios:

Publicar un comentario